SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

SIN ASCENSO

Santa Fe cerró un Argentino de Clubes de mayores fantástico. Tostado fue el escenario para el último capítulo de las finales y allí se consagró Sportivo Rivadavia de San Genaro como campeón provincial, levantó la Copa Néstor Kirchner y logró en anhelado ascenso al Torneo Federal.

 El Sport consiguió la victoria en un duelo apasionante ante un adversario que demostró orgullo deportivo y luchó contra las lesiones en esta final. El público local y visitante que llenó el Gigante de la Villa se sumó a la fiesta con un comportamiento ideal.

Inapelable desde lo deportivo, intachable desde el comportamiento, impresionante desde el marco, impactante por las formas. Es difícil en cualquier competencia que todo salga ajustado, perfecto, sin fisuras; se debe contar con la colaboración de todas las partes y una cuota de fortuna. Y así fueron las finales, lógicamente con la alegría de un ganador y la tristeza de un perdedor, algo imposible de evitar.


Pero desde la previa, pasando por el desarrollo y también en el cierre, cada uno de los juegos de las finales del Argentino de Clubes de Santa Fe halló un marco sano, ejemplar, con dirigentes preparados para brindar todo, protagonistas concientes de que esto no es más ni menos que una justa deportiva, y un público que comprendió el mensaje de aportar color, aliento y nada más.


Si una situación marcó a fuego esta serie final fue la imposibilidad de Atlético Tostado para tomar las riendas de los partidos. El Verde estuvo condenado a correr de atrás, a remar contra corriente, incluso en momentos en el que supo marcar el ritmo y ganó el dominio de los partidos. Nunca pudo generar el plus de nervios para que Sportivo Rivadavia dude de sus convicciones. Sin embargo, el inicio del tercer partido parecía el escenario ideal para que por primera vez los del Vasco Aispurúa pudieran llevar de la mano el juego. Ante su gente, disimulando como podía un sinfín de lesiones, Atlético hizo valer su defensa, rebotes y capacidad anotadora con Piedrabuenay André como estandartes, pero Ruiz Díaz aportando. Era la chance de cambiar la historia del juego, o al menos del trámite reiterado de los primeros duelos.


Pero el cansancio (Cejas debió salir extenuado), los golpes (a los lesionados y golpeados se sumó Piedrabuena) y la lógica merma le dio chance a Sportivo de crecer.
Gallegos jugó, rompió y descargó. Lo mismo hizo Di Lenarda. Hubo fallas en defensa y espacios. Y así revivió el visitante, con Luchi listo para recibir y anotar en un segmento inicial que cerró igualado en 23.


La segunda parte trajo un largo bajón en el juego, con pobre efectividad, un poco más de roce y pocas ideas. Pero fue justamente allí cuando el visitante comenzó a hacer pesar su mayor recambio, con Gallegos y Gómez brindando juego a los internos más el dato clave de encontrar un triple y luego una falta ante un tiro de tres más técnica que le dio una extensa visita a la línea para el 42 a 33 que obligaba al local a tener que remar otra vez.


Con Piedrabuena lastimado, los pivots limitados por lesiones, faltas y cansancio, Aispurúa fue a un equipo más bajo y comenzó a probar con defensa zonal, y si bien en un primer momento pudo contener, luego la andanada de triples visitante llevó la brecha a una máxima de 17. Con amor propio Tostado se arrimó para cerrar 62-52 abajo.


Y si el corazón llevó al local a ponerse en juego, su último cuarto lo jugó desde el alma. Fue arrimando, golpeando a la puerta, llevando por delante a un Sportivo que miraba el reloj de reojo y llegó a ponerse a tiro. Un doble de Mauro Gómez fue fundamental y la experiencia de Di Lenarda lo cerró en un 86 a 82 tan apasionante como merecido. Tostado no tuvo el premio de llegar al domingo, pero debe saber que jugó un campeonato enorme y que perdió ante un equipo que demostró marcada supremacía en la competencia. Felicitaciones a ambos
EL FESTEJO
Apenas el reloj le dijo basta a Tostado, explotó Sportivo en el grito esperado, en el abrazo sentido, en las lágrimas contenidas, en la invasión premeditada de los muchos que le pusieron pilas a los kilómetros de distancia y no se quisieron perder el momento histórico. La emoción a flor de piel de dirigentes que luchan el día a día por su club, de colaboradores que desde su lugar aportan mucho y de protagonistas que cumplieron su misión y se sacaron de encima la mufa de la pasada campaña. Hubo vuelta olímpica, corte de red, hubo agua para deslizarse hacia la Copa y todo lo que el ritual indica. El público local acompañó de manera educada el festejo y el plantel de Sportivo agradeció con aplausos. Ahora será el tiempo de disfrutar para luego ponerse a pensar en el Federal. La final quedará como el mejor de los recuerdos.
SÍNTESIS
ATLÉTICO TOSTADO 82: Jesús Villalba 2, Germán André 17, Leonardo Ruíz Díaz 22, Marcos Piedrabuena 19, Claudio Beling 2 (FI), Augusto Cejas 2, Mauro Natta 7, José Brancolino 4 y David Ferreyra 7. DT: Sergio Aispurúa.
SPORTIVO RIVADAVIA 86: Rodrigo Gallegos 16, Adrián Di Lenarda 13, Juan Pablo Stegmayer 14, Mariano Allegranza 11, José Lacorazza 2 (FI), Marcos Luchi 14, Fernando Scallela 0, Aaron Capra 9; Mauro Gómez 7. DT: Juan Pablo Lupo.
PARCIALES: 23/23, 33/42 y 53/62.
ÁRBITROS: Leandro Lezcano - Cristian Alfaro - Rubén Abelardo. COMISIONADO: Jorge Lanas

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...