SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

´A LUCAS NO LEGUSTABA EL FÚTBOL´

El pibe que llegó desde Colón y metió el primer gol de la consagración en la Copa Libertadores. Su historia.


"Soy hincha de Boca", dijo Lucas Alario hace no más de un año después de un partido de Colón de Santa Fe cuando le preguntaron por su preferencia por jugar en River o Boca. En ese momento nunca se imaginó que terminaría convirtiendo uno de los goles de la consagración de River en la Copa Libertadores, y que pasaría a ser ídolo en Núñez.

La historia de Alario es increíble: se crió en Cuatro Bocas, un pequeño pueblito santiagueño de pocas casas y 150 habitantes. Pero es santafesino porque sus padres tuvieron que hacer 50 kilómetros hasta Tostado para ir a la clínica más cercana. Era de Boca, como su papá. Aunque el fútbol no era su fuerte y le agarró el gustito de más grande.

Hoy a la madrugada, ni bien había terminado el partido, el papá del delantero se le contó a TN: "A Lucas no le gustaba el fútbol, jugaba pero se dedicaba a otra cosa. Y cuando fue a Tostado empezó a jugar en un club que se llama San Lorenzo y después en Santa Fe lo llevamos a Colón".


El Pipa Alario, por su parecido con Gonzalo Higuaín, también contó alguna vez: "Mi ídolo de chiquito era Riquelme". 

Es que la historia de Alario es rara. Increíblemente rara. Un gol en la semifinal ante Guaraní y otro en la final ante Tigres. Ni más ni menos. Y todo en muy poco tiempo. Ahora es nuevo ídolo de River.


0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...