SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

CON GUSTO A RICLE

Racing de San Cristóbal se quedó con un partido increíble al ganar sobre la chicharra final de la mano de un soberbio lanzamiento de tres puntos de Luciano Ricle que hizo estallar de alegría al "Amancio Fuentes" en un duelo que será difícil de olvidar. El equipo de la cabecera del Departamento superó a Sportivo Suardi por la mínima, 88-87, y tal vez marcó la historia de uno de los mejores duelos de los últimos meses en el seno de la Asoc. Noroeste.

 
 Por Luciano Serafin - Zona de 3
Tras el vibrante final, el visitante cuestionó muchísimo el arbitraje de Raspo y Garza, reclamos que se profundizaron con el error arbitral sobre una clara falta no cobrada en perjuicio de Horacio Rigada, que fue empujado sobre la línea de fondo, y luego, la reposición de Racing finalizó con la "bomba" de Luciano Ricle que sirvió para ganar el partido. Gran concurrencia y mucha efervescencia de la gente en la noche del domingo.
El tramite arrancó muy favorable a Sportivo con un 8-0 que definió la tendencia de los primeros 10 minutos, con un quinteto concentrado y muy efectivo. A Racing LTC le costó encontrar la canasta, sin embargo, cuando le aplicó rigurosidad a la marca, de la mano de un inspirado Sebastián Abba (8 puntos) logró ponerse a 2 puntos por debajo de CSS. Pero el equipo de Poi cerró bien el cuarto y finalizó el mismo ganancioso por 6 unidades. Gran tarea defensiva de Rigada y gravitante el juego en la pintura de Lisandro Cuberli. En definitiva, una tarea colectiva para destacar de las huestes de Poi. 

En el segundo cuarto se profundizaría el buen juego de Sportivo que, a pesar de las ausencias (Grosso y Buraschi por lesión, Gandolfo por suspensión) desarrolló un gran rendimiento en tierras visitantes. A falta de 7’ 07” la ventaja era de 10 puntos, 21-31, y llegó a ser de 14 la máxima. Formidable la mano de Leonidas Del Castillo (11 pts.) machacando desde el perímetro (3 triples) y siendo artífice fundamental del buen momento de los “rojiblancos”. No obstante, Racing leyó que debía ser mas físico en la marcación y haciéndolo al límite de la falta, comenzó a tener sus réditos. Por momentos, de la mano de un arbitraje permisivo y de virtudes propias, el equipo de Darío Racca se acercó peligrosamente, coincidiendo con un bache en el trabajo de Sportivo que hasta allí venía siendo dominante. Comandado por la experiencia y las mañas de René Vicens, el local se arrimó 32-38 restando algo mas de 1’ 50”, imprimiendo la idea de paridad al cierre de la etapa inicial. De todos modos, Sportivo logró reaccionar y volvió a resolver bien el tramo final de cuarto para ostentar 7 puntos de ventaja de cara al descanso mas largo del partido.

El tercer cuarto sería de alto vuelo para los de Andrés Poi. Con Del Castillo y Cuberli intratables, a 6’ 35” el visitante ganaba 53-38 y llegó a ser de 16 la máxima del juego. Sportivo tuvo un pasaje enorme de básquetbol. Defendió (Rigada, un bastión) y lastimó tanto corriendo como desde el perímetro; los jóvenes daban respuestas certeras y su contrincante no hallaba sentirse cómodo, a pesar de tener un gran publico de su lado. Sin embargo, no fue tan mala la realidad para los sancristobalenses porque utilizando un buen andar de Marcos Pérez, la pericia de Vicens y la buena mano de Ricle limó a 10 la brecha del final del tercero. Un triple del propio Ricle sobre la bocina final acomodó mejor los tantos en el electrónico para el conjunto de Racca.

Un fundamental inicial de 6-0 para Racing cambió de plano la historia de los 10 minutos finales: 61-65 a largos 8’ 26” para la conclusión de la contienda. En ese marco, Sportivo quizá jugó el menor basquetbol del juego y sucumbió ante un quinteto aguerrido que le puso mas corazón que juego al partido, proponiendo un intenso palo y palo en un momento determinante del choque. Es mas, muy a pesar de las intenciones de los de Suardi, se fue anticipadamente afuera por 5 faltas una pieza clave: Lisandro Cuberli. Racing encontró en la figura de Marcos Pérez (14 tantos en el episodio) un actor trascendente. Fue el encargado de aportar puntos valiosos en la levantada y tras avisar Ricle en el 68-69 en la mitad del segmento, el propio Perez hacia pasar al frente a Racing 70-69, a 5’ 01” para el final. Allí comenzó el momento sublime de los de Racca en el partido. Ante un rival desconcertado, acumulando errores que casi no había tenido en el resto del juego, estiró su ventaja a 6 unidades y se mantenía cómodo con su libreto ingresando en los últimos minutos de contienda. No obstante, llegó la reacción del visitante que con dos triples (Del Castillo y Godone) empató épicamente el lumínico en 79, restando 1’ 23”. Final dramático, mas si tenemos en cuenta el cambio de roles nuevamente en el duelo: Sportivo se escapaba a 4 puntos faltando 39”. Lo cierto es que, en semejante olla a presión que era el “Fuentes”, el quinteto suardense se mantenía arriba soportando las arremetidas del local. 

Hasta el final hubo de todo, un par de fallos polémicos (que en general fueron varios), un triple de Racing para acortar y luego de meter 1 de 2 libres Del Castillo, Racing disponía de 15” para intentar empatar o ganar el encuentro que lideraba Sportivo por 2 tantos. Circunstancia extrema, enorme tensión para los segundos finales. Y fue Racing con su tiro que no pudo ser, y fue enorme, colosal el rebote de Rigada que cuidó esperando la falta de corte de locales que acataron la orden desde la banca y finalmente el pitazo de Raspo. Para sorpresa de los visitantes y esperanza de los locales, esto derivó en que el entrerriando había pisado línea, cuando en realidad, a nuestro criterio, existió una clara e ilícita presión sobre el jugador. 

La reposición faltando 4” fue para Racing que encontró a Ricle vestido de héroe convirtiendo un triple de mas de 8 metros para hacer estallar a la populosa parcialidad sancristobalense que festejó a rabiar ante el importantísimo logro conseguido. Por su parte, Sportivo fue vehemente en su critica hacia los árbitros por lo que no se descarta la existencia de algún informe posterior al emotivo enfrentamiento.
Síntesis:
Racing LTC (88): Herrera 4, Ballarini 6, Ariel Perez 3, Gonzalez 4, Driuzzi 1, Lagger 3, Abba 8, Rodriguez 2, Marcos Pérez 22, Vicens 16 y Ricle 19. DT. D. Raccca.
Sportivo Suardi (87): Godone 7, Chicco 10, Rigada 16, Del Castillo 34, Mayer 2, Sola 2, Demarchi 0, Cuberli 16. DT A Poi.
Los parciales: 14-20/ 35-42/ 55-54 y 88-87.
Estadio: "Amancio Fuentes"
Arbitraje: Raspo – Garza (Morterense).

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...