SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

LA CABEZA CONTRA LA PARED

El sueño terminó en Paraná
La ilusión del ascenso quedó trunca. El sueño se terminó de manera efímera, es que en el amanecer de los play offs no pudo sortear el primer escollo. San Isidro cayó por  75 a 66 en el cuarto juego de cuartos de final de la Conferencia Norte ante Echagüe - selló la serie 3 a 1-  y se despidió de la temporada 2015-16 del Torneo Nacional de Ascenso de básquet. Los parciales fueron: 1ºc: 23-16; 2º c: 43- 33 (20-17); 3ºc: 55-55 (12-22); 4ºc: 66-75 (11-20).

Una sensación de bronca, dolor e impotencia envolvió a los “halcones” que como nunca se habían armado para dar el gran salto de categoría, pero en forma sorpresiva, inesperada, naufragaron en la instancia decisiva de la competencia.
Ya habrá tiempo para el análisis y la autocrítica, lo cierto que anoche en el estadio “Luis Butta”, el equipo de nuestra ciudad que volvió a jugar sin el escolta Bruno Barovero –acusó problemas de salud- mostró dos caras diametralmente opuestas: un primer tiempo para ilusionarse y el segundo para el olvido que lo llevó a caer nomás en el abismo tan temido.
Las penetraciones de Mansilla (7) y la tarea de Arn (8) en la pintura, junto a una criteriosa defensa le dieron un buen arranque a los “halcones”. El local extrañó  la efectividad de Ruiz Moreno (0) aunque Cabello (6) trató de disimular la falta de goleo desde el perímetro, y junto al trabajo de González (8) buscó equilibrar un trámite que manejó la visita.
El elenco de nuestra ciudad, tan paciente como certero, marcó el rumbo en el electrónico donde llegó a sacar 9 puntos de ventaja que obligó a pedir minuto a un dueño de casa tan sorprendido como confundido.

En el cierre, los libres del juvenil Cabrera –sobrio en la conducción- le siguieron dando oxígeno a San Isidro en los guarimos aunque debió prescindir de King que sumó su tercera falta personal.
La contundente producción de Isola (10) castigando desde la larga distancia, llevó al elenco sanfrancisqueño a colocarse 30-16 en los primeros minutos del segundo segmento.

Más cómodo, mantuvo el control del juego más allá de las dos “bombas”  de Carnevale. Es que sin abandonar su segura postura defensiva, a través de las incursiones de Sciutto y un triple de Mansilla sobre el final, conservó una prudencial como merecida ventaja al cabo de la primera parte del partido.


Tras el descanso largo, fue inesperado el arranque de San Isidro que bajó sus defensas, lo que aprovechó Echagüe para meter un parcial de 13-3. Encima, Ruiz Moreno despertó de su letargo para que su equipo pasara por primera vez arriba en el marcador (51-50).

De ahí en más las acciones se hicieron parejas, aunque San Isidro algo desconcentrado en ataque, se las arregló para terminar igualando el electrónico con una bandeja de Isola (55-55).


En el último cuarto, las desatenciones se profundizaron de manera inexplicable en defensa y ataque. La falta de recobres fue fundamental y la irregular conducción de Cabrera, se asociaron para un cierre de “terror”. Echagüe, sin exigirse demasiado, aprovechó la situación y de la mano de Carnevale paulatinamente fue asegurando el triunfo.

De esta manera, San Isidro no le pudo encontrar la vuelta a un rival mañoso, de plantilla corta pero de amplio repertorio basquetbolístico. Un oponente que le dio un duro golpe, ese que lo hizo despertar de su sueño de ascenso.


Fuente: La Voz de San Justo

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...