SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

TUVO SU REVANCHA....

15492215_1297248560297721_3718636624721726685_nEn la noche del martes, Club Sportivo Suardi se transformó en finalista del Torneo Clausura al dar cuenta de Central de Ceres por 93-84, en el tercer y definitorio punto de la semifinal. Ahora, definirá el Torneo con el Club Atlético Tostado, con ventaja de localía para los del norte santafesino.

El equipo de Andrés Poi jugó un gran partido, por sobre todas las cosas en el segundo tiempo y venció a un diezmado Central Argentino Olímpico, con lesiones y considerablemente corto en comparación con Sportivo. Luciano Lizárraga se destacó con 31 puntos en el local, mientras que Horacio Rigada anotó 19 en la visita.
El partido comenzó con ribetes propios de una final, con casi todos los condimentos. Un parcial de 8-0 de los visitantes marcaba tendencia en las primeras acciones de partido. Jano Karabitian (que reemplazó a Quintana, lesionado en la primera acción de juego) rompió el maleficio para los de J. Trogolo que necesitaban imperiosamente acomodarse en el duelo debido a la incomodidad del tramo inicial.

Lo cierto es que Sportivo lideró el primer pasaje del segmento, con un volumen de juego fluido y un Horacio Rigada imparable (12 pts.). En frente, Central, con inconsistencias, pero con un corazón enorme para pelear el partido a pesar de no jugar bien. Allí apareció Matias Salicrú (9 pts) que significó la impronta de líder, la enjundia, el hecho de contagiar a los demás en el marco de un juego regular, flojo, para el “aurinegro”. Y así fue que el local se acercó peligrosamente.

Sin embargo, la noche iba a deparar momentos de todo tipo. Rodrigo Riquelme había llegado rápido a dos faltas personales y fue en el pitazo de la tercera que el jugador se montó en una discusión con el árbitro Sergio Raspo. En ese momento el hecho derivó en la Falta Tecnica hacia el jugador y como prosiguió con el cruce verbal, Raspo decidió pitarle la otra falta técnica que determinó la salida demasiado anticipada de un jugador muy valioso.

Lo cierto es que con el doble y falta de Lizarraga (17 iguales), mas los 2 libres de la FT, el ceresino pasó al frente en el electrónico. Fue un punto de inflexión porque Central se envalentonó mientras que Sportivo discutió muchísimo el fallo con los árbitros y casi se fue del juego.

En el segundo cuarto las cuestiones se calmaron un poco y ambos transitaron caminos de paridad, con un accionar muy disputado en líneas generales. El rigor físico predominaba y el constante reproche a los árbitros, también. De todos modos, en los últimos 5′ del primer tiempo, Sportivo volvió a dominar el electrónico. A 4’ 45” la máxima en su favor fue de 41-32. Pero incurrió en errores, equivocó las determinaciones y Central, con mas corazón de sus principales actores que basquet, se fue acomodando hasta plasmar un score nuevamente bien equilibrado.

Hay que decir que el visitante halló buenas respuestas desde la banca como lo fueron M. Grosso y M. Buraschi mientras que Salicrú, Lizarraga y Yapur monopolizaban las acciones ofensivas en un duelo, a esa altura, harto complicado.

En el tercer cuarto, Sportivo Suardi salió con todo y bien. Un parcial de 12-0 iniciaría un enorme segundo tiempo, no sólo por el comienzo, si no por lo que significó a la postre, siendo este pasaje, la base sólida con la cual desarrolló su producción. Notable partido de Esteban Ledesma porque reboteó en los dos tableros, defendió intenso y aportó valiosos puntos. Párrafo aparte para Ignacio Chicco (11 pts.), con tres triples en el cuarto y un aporte fundamental para iniciar el sendero victorioso en la segunda mitad.

El equipo de Poi llegó a estirar a 15 o mas la diferencia, con un accionar certero con amplio criterio de decisiones. En cambio, Central era un manojo de individualidades pero sin hacerlo trascender a lo colectivo, errando realmente muchísimo.

El cierre del episodio fue a puras luces, incluyendo una espectacular volcada de “Paco” Ledesma que parecía que sellaba la historia de los terceros 10, aunque surgieron dos libres de Lizarraga para recortar la diferencia, a pesar de los reclamos de la gente del “rojiblanco” que había caminado el hombre de Central.

En el ultimo cuarto y mas allá de un Lizarraga (11 pts.) intratable que formó parte una y otra vez de las arremetidas de Central, herido en su orgullo queriendo equilibrar las acciones, los visitantes saldrían airosos con inteligencia. Sportivo estuvo muy sólido, manejó con cierta capacidad las ventajas, soportó la salida por 5 faltas de Rigada en un momento significativo y resolvió el partido hasta con cierta tranquilidad en el lumínico. Quizá el ultimo gran intento de Central fue ponerse a 6 (84-90), pero se quedó sin resto mientras que Sportivo siguió con la lucidez necesaria para asegurarse el juego y el boleto a la final, rompiendo bien la presión y decidiendo el destino de la contienda en la línea de libres.

Síntesis
CENTRAL (84): Salicrú (12); Lizárraga (31); Pablo Quintasna (1); Capponi (13); Yapur (15); Karabitián (12); Facundo Ruffino; Kulinsky; Moschini; Socín. DT: Juan Pablo Trogolo.
SPORTIVO SUARDI (93): Aguirre (8); Riquelme (2); Gandolfo (11); Rigada (19); Ledesma (14); Chicco (15); Grosso (14); Godone (4); Buraschi (5); Cuberli (1); Fino; Braida. DT: Andrés Poi.
Parciales: 25-21/ 42-44/ 59-71 y 84-93
Árbitros: Cabrera-Raspo-Garza (Asociación Morterense)
Estadio “Raúl Braica”

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...