SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

´NOS HACEMOS CARGO´


Mientras juega con sus dos hijos, que por momentos acaparan la Play Station en la tarde de domingo, Rodrigo Álvarez responde las preguntas. Lo hace con la predisposición y la buena onda de siempre, acompañado por unos buenos mates, ideales para un momento de descanso.

A los 33 años, y con un largo recorrido en la Liga Nacional (115 partidos en 6 temporadas) y el Torneo Nacional de Ascenso (desde 2003/04 en Regatas Corrientes hasta 2015/16 en UNCAUS de Roque Sáenz Peña), «el Rodri» es el capitán de 9 de Julio de Morteros, uno de los grandes candidatos al título de la 20ª temporada de la Liga Cordobesa Crelech.

«Hablamos mucho con Pachi (Coronel, el DT). Y disfruto el hecho de identificar y tratar de darle al equipo lo que necesita de mí. Me gusta sentirme útil en lo colectivo», afirma.

A lo largo de la extensa y entretenida charla, que sufre alguna interrupción cuando Juan Cruz (9 años) y Felipe (7) lo tientan para un desafío familiar de fútbol de la Play, el siempre rendidor ala-pivot nacido en Las Varillas cuenta que también le gusta experimentar en la cocina: una vez por semana invita al plantel a su casa y, para no caer en el típico asado, trata de inventar y crear recetas con sus compañeros. El capitán busca los condimentos ideales dentro y fuera de la cancha.

–Después de las dos primeras fechas de 2017 son el único equipo que ganó 7 de los 8 partidos, por lo que tienen el mayor porcentaje de triunfos de la Liga Cordobesa Crelech. ¿Sentís que están en un gran momento? ¿Les falta para ensamblarse del todo?

–Estamos en un buen momento, tratando de afianzarnos como equipo y de seguir mejorando día a día. Creo que tenemos margen para mejorar. Somos un equipo muy ofensivo y estamos tratando de hacernos más fuertes en defensa. Sólo pudimos jugar dos partidos con el plantel completo. Por suerte ahora estamos completos, así que trataremos de ensamblarnos nuevamente, para ser un equipo largo.

–En los últimos cuatro juegos ganaron por una diferencia promedio de 23,8 puntos. ¿Simplemente se dieron los juegos así o fue en esa etapa en la que mejor rindieron desde el inicio de temporada?

–Nosotros sabemos que tenemos gran poderío ofensivo y que tanto de locales o visitante podemos anotar 80 u 85 puntos. Por eso tratamos de bajarle los puntos al rival. En cada partido intentamos plasmar eso en la cancha. Creo que vamos de menor a mayor en ese aspecto.

–El pasado viernes jugaban como visitantes frente a Banda Norte, que venía de bajar a 9 de Julio de Río Tercero. Sin embargo, casi que no les dieron opciones desde el primer cuarto. ¿Fue una demostración de poderío?

–Salimos a jugar el partido muy concentrados y con mucha info sobre el rival. Nuestro cuerpo técnico los analizó a fondo y en la semana trabajamos para tratar de neutralizar sus puntos fuertes. Sabíamos cómo venían sus anotaciones y, por lo tanto, teníamos reglas defensivas. Las aplicamos muy bien la mayor parte del partido y eso nos permitió sacar una ventaja desde el inicio. Banda Norte llegaba con un promedio de 77 puntos por partido y nuestro objetivo defensivo era bajarle 8 o 10 puntos. Y fue un gran juego defensivo, bajando a 25 ese objetivo (se impusieron 79 a 52).

Hace poco, en una entrevista en Canal 50 de Morteros, decías que tienen el cartelito de candidatos y que, lejos de esquivarle al bulto, tienen que ratificar esa etiqueta.

–Sí, uno escucha y lee muchas cosas sobre el equipo. Dicen que somos los candidatos y hasta escuché que ya estamos «ascendidos». Es algo lindo, obviamente, pero nosotros somos conscientes de que para lograr eso tenemos que trabajar todos los días con un objetivo por delante. En cada partido hay que aplicar lo entrenado en la semana y cada juego es un pasito que nos acerca a nuestra meta. Siempre digo que es más lindo que te pongan de candidatos para ir para arriba que para los de abajo. Como equipo nos hacemos cargo de ese rótulo de candidatos y tratamos de ratificarlo partido tras partido. Sabemos que no va a ser nada sencillo, porque hay equipos muy fuertes en la Liga. Y somos conscientes de que no vamos a ganar todos los partidos. Ni sacaremos grandes diferencias en todos los triunfos. Seguimos trabajando con los pies sobre la tierra, pero con la cabeza puesta en el título.

–En lo colectivo son un equipo con ofensiva muy repartida (6 jugadores entre 8 y 15 puntos de promedio) y en defensa tienen un promedio de sólo 60,8 puntos en contra. ¿Cuánto transmiten esos números?

–Creo que transmiten a lo que apuntamos en cada partido: a bajar el goleo del rival y construir desde la defensa; hacernos fuertes atrás, para jugar más sueltos y más libres en ofensiva. Si estamos fuertes en nuestro tablero, la confianza aumenta de manera notable.


–En lo personal venís con un promedio de 11,1 puntos, 7,8 rebotes y 3,1 asistencias y siempre rendís en varios rubros. ¿Sentís que estás siendo todo lo importante que necesita el equipo?

–Somos un equipo muy ofensivo, con puntos en muchos jugadores, y no necesitamos de un «salvador» que anote 30 por partido. Por eso trato de darle otras cosas al equipo: rebotes o generación juego para el resto, ya sea desde el poste bajo o liberando con un bloqueo a un compañero. Es la filosofía del equipo: buscar al jugador mejor ubicado o al que esté pasando por un buen momento en el partido. Lo bueno que tiene 9 de julio de Morteros es que no hay egoísmos: sabemos que si nos pasamos la pelota no importa quién anote. Si al equipo le va bien, a cada uno de nosotros también. En lo personal también disfruto mucho asistiendo a un compañero. Me siento útil haciendo eso para el equipo.

–El viernes serán locales frente a 9 de Julio de Río Tercero, en lo que a priori es un partido espectacular. ¿Cómo lo imaginás? ¿Cómo llegan? ¿Qué expectativas hay en Morteros?

–Imagino un partido muy estudiado, con defensas duras. El que menos se equivoque va a sacar ventaja sobre el resto. Ellos tienen jugadores de mucha calidad, como Gastón Luchino, que conoce este juego y hace jugar al resto. Nosotros llegamos muy bien, sobre todo en la parte anímica: venimos de un buen juego contra Banda Norte y creo que partido tras partido vamos a ir mejorando en el juego, ya con el plantel completo y con una mayor rotación, para que todos lleguemos con resto físico al último cuarto. Hay mucha expectativa y se nota en el club: contamos con el apoyo de los dirigentes y tenemos todo lo que necesitamos. Sólo nos dedicamos a pensar en nuestro trabajo, porque estamos en una organización de alto nivel.

–¿Cuánto vale ese partido frente al Nueve de Río Tercero?

–Desde la parte de juego vale dos puntos. Pero desde lo mental vale mucho. Ellos son otros de los candidatos firmes al título y buscarán recuperar el partido perdido de la primera fecha, mientras que nosotros trataremos de ratificar el partido ganado en la ruta. Ojalá sea un partido de básquet para disfrutar, tanto para los que están en las tribunas como para los que estamos adentro de la cancha.

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...