SUPER DEPORTIVO RADIO

PIROTECNIA MORTEROS

AcaSalud

La Segunda Seguros

Mutual del Club Unión

Publicidad Rotativa

´EL TEMA DE MI ALTURA NO ES UN INCONVENIENTE´

Gastón Bertona, base de la Selección U16 (aún con 15 años) que se prepara para el FIBA Américas (del 14 al 18/6). Objetivos rumbo al torneo en Formosa, la visión de su juego, su gusto por asumir el liderazgo, el ejemplo de Campazzo para potenciarse por su estatura (1.76 metro) y los sueños para su carrera que recién empieza: “Quiero tratar de ser mi mejor versión posible”.

-¿Cómo van llevando esta última etapa de la preparación rumbo al FIBA Américas?
-Venimos de un par de semanas duras, con mucho trabajo desde que comenzó esta etapa en Paraná. El equipo todavía tiene altibajos que vamos a ir supliendo con el correr del tiempo, y ojalá sea antes de que comience el torneo. Aún faltan los últimos tres cortes en el plantel de 15, así que también hay algo de incógnita por ese tema.

-Más allá de esa situación, ¿cómo imaginan el torneo y cuáles son los objetivos, sabiendo que la clasificación para el Mundial del año que viene ya está garantizada por ser locales?
-Obviamente que vamos a ir por todo más allá de saber que ese Mundial será en nuestro país. El primer objetivo que nos planteó el cuerpo técnico es pasar la fase de grupos y llegar a semifinales. Será un torneo durísimo con potenciales mundiales, como Estados Unidos y Canadá. República Dominicana también será duro. Por suerte, la gira por Europa a comienzo de año nos dio algo más de roce para afrontar esos choques contra los mejores.

-Aquella gira por Europa fue muy positiva para su crecimiento, ¿no?
-Sin dudas. Estamos en etapa de desarrollo y cada chance de roce con esos equipos te ayuda muchísimo, porque esto no es un camino corto sino que se va construyendo con el correr de los años. Esta camada empezó en U14 y va sumando. Jugar contra esos equipos te da experiencia, te ayuda entender otras cosas del juego y te hace crecer desde lo individual y como equipo.

-En las etapas de formativas se está buscando más el desarrollo de los chicos por encima del resultado. ¿Cómo encaran esa parte ustedes, entienden ese mensaje? Imagino que, más allá de eso, cuando llega un torneo se quiere ganar.
-Por supuesto que la idea del desarrollo está y es muy buena. Nosotros, como chicos, al entrar en la etapa del torneo queremos que nos vaya de la mejor forma y ganar para llegar lo más alto posible. No sé si estás pensando tanto en el desarrollo porque la cabeza se va para otra parte. Pero está claro que las dos cosas son importantes.

-¿Qué significa representar a Argentina, algo que venís haciendo hace unos años, y qué les parece el hecho de hacerlo como locales en este torneo?
-Poder vestir la camiseta de la Selección, cantar el himno y aunque sea entrar cinco segundos es una alegría tremenda, un enorme orgullo por poder representar al país sabiendo la cantidad de jugadores que hay. Y jugar de local es algo que te puede dar un plus, es un entorno lindo que se genera.

-Si bien falta un año y pueden pasar muchas cosas, el Mundial del 2018 será en Santa Fe, tu provincia. ¿Se te viene a la cabeza? 
-Ese Mundial está lejos todavía, pero sueño con esa chance de jugar porque sería muy lindo. Gran parte de la gente de mi pueblo podrá verme ahí. Pero bueno, es algo imposible de garantizar ahora, todavía no sé si quedo en el Premundial (risas). Pero sí, sería un orgullo gigante. Se verá con el tiempo.

-¿Cómo te sentís vos dentro del grupo, sobre todo considerando que sos uno de los líderes?
-Yo me siento muy bien. El año pasado tuvo la chance de ser capitán. No sé si me siento líder por completo, pero sí siento que puedo llegar a ser un buen líder. No será como en mi club o en etapas provinciales donde tengo otro protagonismo. Acá juegan todos bien, conocen el roce y saben de qué se trata, por lo que hay que hacer jugar a todos y dejar de lado las situaciones individuales para ayudar al equipo. Pero me gusta tener la responsabilidad de ser el líder, la siento.

-¿Y de dónde nacen esas ganas y ese sentir el liderazgo?
-Fue medio natural desde chico. Tuve esa iniciativa y me tocaba formar parte de equipos donde ocupaba un lugar de líder que después se prolongó con los años. Las circunstancias que se fueron dando en los diferentes grupos me dieron la posibilidad de ser un líder y yo la tomé. Una vez que la tomás, te vas acostumbrando.

-¿Cómo te definirías como jugador? ¿Qué fortalezas y debilidades ves hoy en día en tu juego?
-Entre debilidades veo dos cosas: mejorar el aspecto defensivo, que es algo que vengo trabajando hace tiempo; y otra que no sé si es debilidad, pero sí debería hacer jugar más al equipo en determinadas situaciones. Son grandes aspectos a mejorar. En cuanto a lo positivo, creo que tengo poder de anotación que me ha servido mucho hasta acá. Y también tengo carácter.

-¿Ese carácter y confianza, que realmente se nota cuando hablás y jugás, son los que te llevan a no ver a tu altura (1.76 metro) como un debilidad? Hay varios ejemplos en el básquet actual de que eso no es un problema. 
-El tema de la altura ahora no es un inconveniente. Sí se va notando que, a medida que subo de categoría, me voy encontrando con jugadores más fuertes y altos. Por ejemplo, en la gira de Europa los encontré. Con un buen trabajo físico eso se puede suplir. Pero mi carácter también me ayuda, me hace ver que no todo es difícil, que hay que aceptar que uno es así y buscar lo mejor. Hago mucho foco en Facundo Campazzo, quien es uno de mis referentes. Mide 1.78 y está jugando en las grandes ligas, es un crack y su altura nunca fue un impedimento. Es un gran ejemplo para fijarse, me sirvió mucho porque cuando te ves un poco bajo quizás te bajoneás. Pero con el tiempo te das cuenta de que es sólo un número.

-Dentro de tu desarrollo, ¿qué valor toman los Argentinos? Porque son algo especial para todos.
-Obviamente. Jugar un Argentino es un orgullo gigante. Representar a mi provincia es hermoso. Además, es una semana donde se respira básquet. Salir campeón argentino es una sensación hermosa. Me tocó vivirlo el año pasado y fue único.

-¿Cómo se toma en los chicos de tu edad que se hable bien de ustedes, o que te elogien y marquen como alguien con gran proyección a futuro?
-Es todo un tema. Siendo más chico, no se debería hacer tantos elogios o incluso matarnos. La gente opina mucho, sobre todo con las redes sociales, y un día sos el mejor y te quieren y al otro estás abajo si te va mal. Mi visión es que no hay que centrarse mucho en esas cosas, pero es complicado. A uno le gusta que digan cosas buenas de uno, pero si te dicen lo malo te enoja. Lo mejor es que esas opiniones fluyan y que no impacten tanto en vos porque te pueden jugar en contra.

-¿Si bien recién empieza, qué objetivos tenés para tu carrera?
-Me gustaría ser un jugador de básquet, dedicarme a esto. Es mi pasión desde chiquito. Mi objetivo es llegar a ser lo mejor que pueda ser yo mismo. A lo mejor me da para jugar en Europa o la NBA, o quizás en un club local, pero quiero tratar de ser mi mejor versión. Obvio que uno siempre sueña llegar a las grandes ligas, debe ser hermoso. Pero debo ir paso a paso. Este año quiero quedar en la Selección para jugar el Premundial, es la competencia más importante para mi edad. Y luego ir paso a paso, buscando metas cortas para ir alcanzándolas.

-Y si bien estás en una edad corta, seguro te imaginás el próximo salto. ¿Buscás que te reclute algún equipo de Liga Nacional, te gustaría otro camino?
-Obviamente que no estoy pensando en eso, estoy en un club (NdeR: Unión San Guillermo) que me ayuda mucho en mi desarrollo. Pero tengo bien en claro que en cualquier momento se puede dar otra oportunidad. Me encantaría tener la posibilidad de vivir la experiencia en una Universidad de Estados Unidos. Tengo gente más grande que lo ha vivido y me contó que son experiencias únicas. Me gustaría la chance de ir. Pero bueno, por ahora debo mantenerme un mi club este año y luego veremos la mejor opción para mi desarrollo.

0 comentarios :

Por favor no insultar, se lo agradecemos...