"SI PUDIERA REGALAR MI TÍTULO DEL MUNDO SE LO REGALARÍA A MESSI PARA QUE LA GENTE LO VALORE"

Silvio Vielo nació ciego y en una pobreza extrema, dentro de una familia numerosa con 13 hermanos. El capitán de Los "Muerciélagos" luchó por sus sueños, los hizo realidad y fue bicampeón del mundo. Una historia llena de conceptos e historias estremecedoras. Desde sus inicios en la pobreza, pasando por una dura adolescencia donde más sufrió ser no vidente y hasta la concreción de sus sueños. Además, revelación sobre Lionel Messi. Su historia en Super Deportivo Radio por Radio Villa Trinidad.


¿Se siente orgulloso de quien es?
- Bueno, je. Que se yo. Como todos, siempre tuve sueños y objetivos. A mi se me nota más porque tuve la suerte de trascender. La vida es muy linda, siempre le agradezco a Dios y a mis padres el hecho de que me hayan dado la vida. Es muy valorado para mi. Todos los días trato de rendirle cuentas a mi vida, porque uno no vino a pasar desapercibido, porque cada uno de nosotros tiene algo que hacer en la vida. La vida para mi es eso: Pasar por acá y dejar algo.

¿Cómo construye su vida una persona que nace no vidente?
- Soy ciego de nacimiento, pero eso no me condicionó para nada. En nada. Vengo de una familia numerosa con 13 hermanos y una familia pobre y humilde. El hecho de ser no vidente y ser pobre no me quitó tener una infancia muy linda, llena de juegos y fue ahí cuando descubrí la pasión por el fútbol. De muy chico, con mis hermanos y amigos en los potreros de San Pedro, pude descubrir y fortalecer esta gran pasión mas allá que no podía ver. Lo raro era eso, que no veía y era fanático de un deporte tan visual, pero bueno se dio así. Cuando era chico y sin saber como, donde y cuando yo quería ser jugador de fútbol. Tampoco tenía idea que mas adelante iba a descubrir que poniéndole un cascabel a la pelota lo iba a poder hacer. En ese mientras tanto, jugaba en el potrero con mis amigos y con una pelota convencional. Eso era maravilloso. Esa fue mi infancia. También jugaba a la escondidas, aunque nunca encontraba a nadie je je, también iba a pescar. En fin, hice lo que hacía cualquier niño normal. También tuve la suerte de tener unos padres que no fueron sobre protectores, que muchas veces perjudica a las personas que están en mi condición o con alguna discapacidad. Yo siempre los cargo a ellos, si realmente actuaban así porque lo pensaban o porque eramos 13 hermanos. Me dejaron ser, me dejaron que me golpee. Había veces que me caía y eran unos mimos y a jugar de nuevo. Eso fue lo lindo. Después a los 10 años tuve la posibilidad de llegar a instituto de ciegos en San Isidro, porque en San Pedro no había esos lugares para mi. Ahí descubrí que los ciegos juegan al fútbol con una pelota con sonido y ahí me abracé fuerte a esa pasión y a lo que yo quería ser.

¿Eran muy pobre? ¿Cómo era vivir en esa pobreza?
- Vivíamos en un rancho de barro, con paredes y piso de tierra y sin luz eléctrica pobre... pobre. Por suerte nunca me faltó comida. Mis viejos laburaban para poder comer. Yo tenía todo en contra, era todo adversidad. Nacer ciego, nacer pobre y haber llegado hasta donde llegue se debe a la fuerza de voluntad que tuve y a mucha gente que me ayudo. Eramos pobres, pero una familia con valores, nunca recibí maltrato. Si yo llegaba a mi casa con algo que no era mio, mis viejos se enojaban mucho y te mandaban a devolverlo. Lo mas importante fue la educación que tuve y eso no se gana con plata.

¿Cuándo sufriste más el ser no vidente?
- En la adolescencia. Uno cuando es chico, mira a su alrededor, a tus amigos y tus pares y te preguntas ¿Por qué me toco a mi? ahí fue el momento donde más me cuestione porque no podía ver, pero inmediatamente pude hacer el clic y dije ¿Por qué no a mi? ¿Que soy un robot,  para que no me puede pasar nada? Entonces deje de renegar de lo que no tenía, que en este caso era la vista. Inclusive nunca la tuve y de que había renegar. Me dedique a potenciar el resto de mis sentidos y nunca mas me puse a pensar en lo que me faltaba. Imagínate si me quedaba renegando de lo que no tenía, me iba a quedar en mi casa sentado, enojado con la vida, reprochando cosas a mis papás y haciéndole pasar malos momentos a mi familia.

¿Qué ve una persona que no puede ver?
-Se ve y te puedo asegurar que se ve más de lo que una persona y los ojos pueden ver. Eso es lo que te hace ver el hecho de no ver. Es un trabalenguas, pero es así. Yo no veo, pero muchas veces veo más que aquel que puede ver con sus ojos físicos. Yo te puedo ver si estas triste, contento o si estas en un momento difícil. Muchas veces los ojos físicos no te permiten ver el hecho de saber, de escuchar y de poder ver el momento que esta atravesando la otra persona. Tampoco soñé alguna vez recuperar la vista. Me tiene sin cuidado eso. Mi vida es así como la vida y sin ver. No pienso si podría ver. El hecho de no ver es una circunstancia normal. En mi caso, si no hubiera existido una persona que no le hubieran puesto un cascabel a la pelota nunca hubiera podido jugar al fútbol.

Ser campeón del mundo es como...
- Es la frutilla del postre a tanto esfuerzo y sacrificio realizado. Ser campeón del mundo fue concretar el objetivo en un 100%. Son sensaciones muy lindas. Eso es superficial también, lo disfrutas un tiempo, pero a la semana ya tenes que ponerte a pensar y saber que nadie te va a regalar nada y tenes que volver a prepararte si queres volver a ganar.

¿A qué jugador de la Selección Argentina le darías uno de los dos títulos del mundo que conseguiste?
- A Messi me gustaría darle uno de los títulos del mundo que conseguí, porque es la persona que más lo necesita para él, para la gente, porque lamentablemente hay gente que lo cuestiona y es algo muy loco. Si podría regalarle mi título del mundo sería para él y que lo tome como propio y que la gente le valore su carrera y su persona. Me encantaría que siga defendiendo nuestros colores por mucho tiempo, como lo viene haciendo y que definitivamente pueda ganar el mundial en el 2022, porque tiene con que hacerlo. Ojalá se pueda dar ese gusto.

¿Qué mensaje le darías a aquella persona que tiene todo en contra y que cuenta una discapacidad?
- Todo en la vida tenemos una limitación. Es un mensaje para todos. Al éxito nunca se llega por un camino de rosas, siempre hay obstáculos, dificultades, sacrificios y justamente es ahí cuando nos tenemos que hacer mas fuertes, levantar la cabeza,sacar pecho y aferrarnos a lo que queremos y soñamos. Es hermoso, en la otra punta del camino entontrarte con lo que vos querías. Es una sensación hermosa y se los digo porque soy palabra autorizada por lo vivido. Para cumplir un sueño se necesitan muchas cosas pero cuando hay voluntad hay miles de maneras.....

ENTREVISTA:

Comentarios